Ser casa de acogida

¿Qué significa ser casa de acogida?

La acogida temporal es el paso previo a la adopción y en el caso de los cachorros es un paso previo a la supervivencia. La acogida temporal tiene varias modalidades:

  • Acogida para animales tras cirugías, mayoritariamente en hembras tras esterilizaciones: son acogidas de aproximadamente 2 días, el tiempo necesario para que el animal sea observado tras la operación y se recupere de la anestesia  sin pasar el frío del albergue. Además este tiempo nos ayuda a saber como se comporta el animal en una casa, algo que ayuda mucho a la hora de su adopción.
  • Acogida de cachorros: El refugio no es sitio para los cachorros, sean de perro o de gato,  muchos de ellos llegan sin vacunar y muy débiles. Por mucho cuidado que tengamos, la experiencia nos ha demostrado que muchos caen enfermos y a estas edades estas enfermedades suelen ser mortales o dejar graves secuelas. Por ello necesitamos gente que acoja a estos cachorros en sus casas de manera temporal, mientras los vamos preparando sanitariamente y buscamos un hogar definitivo para ellos. Por lo general suelen ser acogidas cortas, no superiores al mes.
  • Acogida de animales enfermos o muy mayores: algunos animales por enfermedades severas o por estar ya muy mayores necesitan una casa de acogida donde pasar sus últimos días. Tal vez esta sea la modalidad más dura de casa de acogida puesto que el animal sabes que no va a vivir mucho pero también es la más gratificante porque sabes que no morirá sólo en un vallado sin una caricia, sin una cama en un hogar donde por fin conozca el amor de un humano. Lo más duro de ser voluntario es ver como mueren los animales en el albergue sin haber tenido un hogar y una mano amiga en su último suspiro.
  • Acogidas de animales miedosos o con falta de socialización: estos animales en una casa avanzan mucho en un entorno familiar, sin la ayuda de casas de acogida donde les enseñen a confiar en el humano pasarían toda su vida en el albergue.

Es un hecho que ser casa de acogida es un gran acto de generosidad, una experiencia muy enriquecedora pero también muy dura, ya que cuando llega el momento de la separación nunca sabes si va a estar bien, si le van a tratar bien, si se adaptará bien… pero tu trabajo y dedicación harán que la adaptación del animal sea correcta. Te aseguramos que sin la inestimable ayuda de las casas de acogida muchos animales ni siquiera hubieran tenido la oportunidad de salir adelante, nunca podrían haber sido adoptados o habrían muerto. Muy pocas cosas son comparables a la satisfacción que produce ver que el perro o gato que llegó hecho un despojo, con inseguridades, a veces enfermo, se marcha sano, alegre y confiado con una buena familia y luego al recibir las noticias y ver las fotos de ese animal feliz… repites la experiencia. Os aseguro que esto engancha!

Necesitamos con casas de acogida en los alrededores de la protectora de Jaca, puesto que nuestros veterinarios están ubicados allí. Pero si eres de otra zona, incluso de otra comunidad no desestimes escribirnos y si tenemos contactos veterinarios en la zona estaremos encantados de que nos ayudes.

La asociación está en permanente contacto con sus acogidas ante cualquier consulta o problema que tenga la persona que acoge. La acogida no conlleva gasto alguno y se formaliza mediante la firma de un contrato.

Te animamos a que colabores con nosotros en este sentido y cumplimentes el siguiente cuestionario de preacogida y lo envíes a colabora@protectora-jaca.org  indicando en asunto “Casa de acogida”.